This is an example of a HTML caption with a link.

Existen una gran cantidad de estudios e investigaciones de seguridad vial que analizan la influencia de la textura superficial del pavimento en la accidentalidad de la carretera, demostrando que la degradación de las características superficiales del firme en un tramo de carretera aumenta la accidentalidad del mismo, especialmente en las curvas y otras zonas de maniobras, como cambios bruscos de dirección o zonas de frenada.

Para resolver el problema de la pérdida de las características superficiales de macrotextura y microtextura del firme y restituir la adherencia entre los neumáticos y la capa de rodadura, en los pavimentos de mezcla bituminosa generalmente se realizan tratamientos superficiales como slurrys y micro-aglomerados mientras que en los pavimentos de hormigón, en general, se recurre a la extensión de una capa de rodadura de mezcla bituminosa sobre el firme rígido.

Estas soluciones tienen el inconveniente de ser caras y poco sostenibles por el importante consumo de materiales que conllevan o porque los deterioros del tramo son localizados y sólo es necesario actuar en zonas reducidas.

El tratamiento superficial del firme mediante granallado para restituir el coeficiente de rozamiento transversal (CRT) y su macrotextura, es una solución idónea para tratar zonas localizadas de pavimentos con problemas de Seguridad Vial, por falta de adherencia entre los neumáticos y el firme, que ya ha demostrado su eficacia en otros países europeos, como Francia y Reino Unido.